Juzgados civiles redujeron en 21% el inventario tras decisión de archivar causas sin movimiento

Juzgados civiles redujeron en 21% el inventario tras decisión de archivar causas sin movimientoLea artículo publicado por El Mercurio.

La idea es anticiparse a la Reforma Procesal Civil, donde todo será oral al igual que en lo penal.

C. C. A.

Los 218 juzgados que tramitan causas civiles en todo el país disminuyeron en 21,2% su inventario o stock de tramitación, que incluye tanto los procesos atrasados y nuevos que han ingresado este 2014.

Esto equivale a 154.791 causas respecto del último inventario elaborado a fines de diciembre de 2013, que arrojó un total de 729.029.

De esta manera, en la actualidad quedan pendientes 574.238 demandas en tramitación en todo el país.

Según el último informe acerca del inventario de los juzgados civiles, por primera vez se redujo el stock a una cifra inferior a las 600 mil causas.

Esta disminución se debe al archivo de causas que se encontraban sin movimiento desde hace tres a seis meses.

Los procesos cerrados corresponden principalmente a causas de gestiones de cobranzas del retail por deudas de clientes que se encontraban paralizadas desde hace varios meses.

El 92% del ingreso de demandas en los juzgados civiles corresponde a causas ejecutivas y gestiones preparatorias (o de cobranza). Estas acciones judiciales se concentran principalmente en los tribunales de Santiago, San Miguel y Rancagua.

Las causas archivadas eran demandas que estaban desde hace 10 años en los tribunales y también algunas de 2013. Todas ellas se tramitaban con expedientes de papel.

Por eso, otro de los objetivos de esta iniciativa es homologar las causas físicas con las nuevas que se están tramitando de manera digital desde abril en todo el país.

La reducción de causas civiles es uno de los objetivos prioritarios del programa de apoyo a estos juzgados que está impulsando el presidente de la Corte Suprema, Sergio Muñoz, con el fin de terminar con el atraso y agilizar el despacho de los escritos.

La idea es anticiparse a la Reforma Procesal Civil, donde todo será oral al igual que en lo penal.

Una de las primeras etapas de esta iniciativa era terminar con “la carga antigua”, destacó el presidente de la Corte Suprema.

Estas metas se fijaron en un encuentro que tuvieron los jueces civiles de Santiago con el presidente del máximo tribunal, y el supremo Carlos Aránguiz- encargado de este programa- donde se acordó que el stock de tramitación no supere los cinco mil en cada juzgado de aquí al 31 de diciembre.

Para los 30 juzgados de Santiago también se fijó un plazo promedio de un año para terminar las causas nuevas, desde la presentación de las demandas hasta la dictación de la sentencia.

DESARCHIVO

En caso de que los abogados no estén de acuerdo con la decisión de jueces, pueden solicitar el desarchivo de los procesos.

Leave a Comment


*