Ejecutivo nomina a ministro Carlos Cerda para cupo en la Corte Suprema

Carlos Cerda encabeza con 13 votos quinaLea artículo publicada por El Mercurio.

El ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, Carlos Cerda Fernández, fue nominado por la Presidenta Michelle Bachelet para integrar la Corte Suprema, lo que debe ser ratificado por el Senado por al menos 25 votos, correspondiente a los 2/3 de la Cámara Alta.

La decisión se adoptó ayer y el oficio N° 523 del Gabinete Presidencial fue enviado de inmediato a la corporación.

Cerda, quien ocuparía la vacante que dejó el ministro Juan Araya tras jubilar en enero pasado, obtuvo la más alta votación con 13 preferencias, tres votos más de los que logró en julio de 2013 y ocho más que en mayo de 2013.

La quina enviada a la Mandataria estuvo integrada, además, por los ministros Juan Escobar (por derecho propio), Juan Manuel Muñoz (6 votos), Raúl Mera (6 votos) y Alfredo Pfeiffer (5 votos), quien salió sorteado tras empatar con su par de La Serena, Juan Pedro Schertzer

De esta manera, Cerda queda en condiciones de ser nombrado luego del acuerdo alcanzado el año pasado entre los senadores de la Nueva Mayoría y la Alianza, cuando fue ascendido al máximo tribunal el ministro de la Corte de Apelaciones de Rancagua, Carlos Aránguiz.

Los senadores que asumieron el compromiso fueron Alberto Espina, Francisco Chahuán y Lily Pérez (RN), Antonio Horvath y Carlos Bianchi (independientes) y Hernán Larraín (UDI).

El veto al juez por parte de la Alianza en 2006 se debió a sus malas calificaciones (ahora es el cuarto ministro con mejor nota del país con un 6,78) por haber incautado fichas médicas de la ex jueza Grimberg en una investigación administrativa y declarar a medios de prensa que no se debe aplicar la ley positiva cuando el juez piense que ello transgrede derechos elementales.

Lo que marcó la carrera de Cerda fue el procesamiento, en 1984, en pleno régimen militar, de 40 ex efectivos de la FACh, entre ellos, su ex comandante en jefe Gustavo Leigh, por la desaparición de 10 militantes comunistas atribuida al Comando Conjunto.

La causa fue sobreseída dos años después, pero él se negó a notificar el fallo y fue calificado en lista 4, siendo suspendido por dos meses. En octubre de 2005, por designación del pleno del máximo tribunal, reemplazó al actual presidente de la Corte Suprema, Sergio Muñoz en el caso Riggs, en que se indagó el origen de la fortuna del fallecido general (r) Augusto Pinochet.

Otra polémica a la que se vio enfrentado fue la amonestación privada que le aplicó el máximo tribunal en 2007 por un sumario administrativo por las declaraciones que formuló al recibir un premio de $88 millones de parte de la Fundación Gruber, en Estados Unidos, por su labor en materia de derechos humanos.

Luego de ese episodio, la Corte resolvió incorporar al Código de Ética Judicial una prohibición a jueces y funcionarios de recibir estímulos económicos.

Lea el artículo original aquí »

Leave a Comment


*