Colegio de Abogados: consejeros piden ley que le otorgue reales facultades sancionatorias

Elecciones en el Colegio de Abogados: los candidatos a consejerosLea artículo publicado por El Mercurio Legal.

En la Comisión de Constitución del Senado y en el marco de la reforma procesal civil, representantes de la entidad gremial de Santiago destacaron la necesidad de poder imponer medidas disciplinarias, suspender el ejercicio profesional e incluso cancelar el título para resguardar el actuar ético de los profesionales.

Sofía Martin Leyton

A la sesión de discusión del proyecto de nuevo Código Procesal Civil en la comisión de Constitución del Senado, el día lunes, entre otros invitados asistieron la abogada María de los Ángeles Coddou, el profesor de derecho civil de la U. de Chile y ex presidente del Colegio de Abogados de Santiago Enrique Barros, y el profesor de derecho procesal de la U. de Chile Cristián Maturana.

Tras terminar las diversas exposiciones de los invitados y una breve conversación con Barros, Coddou, quien también es consejera del Colegio de Abogados, pidió la palabra al presidente de la Comisión, Felipe Harboe, y sostuvo que en paralelo con el desarrollo de la reforma procesal civil, el nuevo sistema de audiencias requerirá de un fuerte control ético de los abogados.

Afirmó también que muchos de los problemas que podrían surgir a futuro con la mayor oralidad se resolverían entregándole a los colegios profesionales y asociaciones gremiales la facultad de imponer medidas disciplinarias, suspender el ejercicio profesional y, por último, cancelar los títulos. “Hay una deuda pendiente como país” en este tema, dijo.

Una vez finalizada su intervención, Cristián Maturana pidió la palabra para hablar en su calidad de consejero del Colegio de Abogados y dijo que coincidía plenamente con lo dicho y añadió: “Vamos a tener una falencia en cómo se ejerce la profesión en este país”.

Jorge Cáceres, ex presidente y actual consejero del Colegio de Abogados de Concepción, dice estar de acuerdo, pero va más allá: “Se debe reponer la colegiatura obligatoria y el control ético obligatorio; es la única forma efectiva”. Dijo también que “habla bien de un profesional” que acepte que lo controlen sus pares, porque entre el cliente y el abogado se da una asimetría de información y este rol de fiscalización no funciona con los no colegiados, respecto de los cuales debe reclamarse ante los tribunales de justicia.

La orden gremial de Santiago ya formó una comisión que está preparando un informe sobre el tema. La mesa debe contestar ciertas preguntas —como por ejemplo, si para unificar el control ético es o no necesario una colegiatura obligatoria— y hacer una proposición.

Lea artículo completo aquí »

Leave a Comment


*